Ikigai: qué es y cómo aplicar este método japonés de felicidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Ikigai significado y cómo aplicar este método japonés de felicidad

¿Cuál es la definición de Ikigai?

El ikigai en la cultura japonesa es la fórmula para la felicidad que se utiliza para tener una vida larga y feliz.

La definición de ikigai para el concepto japonés es la razón para ser y para vivir, es algo que les daba fuerzas para levantarse por las mañanas, es la clave de la felicidad.

El término ikigai fue creado en unas islas japonesas más precisamente en el pueblo de Okinawa, que concentra la mayor población de centenarios del mundo, qué es una esperanza de vida muy superior a la media.

Una de las razones para explicar el mayor indice de longevidad del mundo y vivir cien años, es que las personas de estas islas, saben lo que les gusta hacer y se dedican a estas actividades durante toda su vida.

En la población todos tenían un ikigai, una motivación vital, una misión, algo que les daba ganas de vivir.

La teoría es de que si podemos ganarnos la vida haciendo cosas que nos gusta, tendemos a realizar nuestras actividades día a día con mayor satisfacción, atención y productividad.

Para tener satisfacción, felicidad y significado, el ikigai dice que debemos hacernos estas sencillas cuatro preguntas:

  • ¿Qué es lo que amamos?
  • ¿Qué es lo que te gusta hacer y para qué eres buena?
  • ¿Cuáles son las tareas por las que te pagan?
  • ¿Qué es lo que el mundo necesita?

Una vez resueltas estas preguntas, se te resultará más fácil encontrar y juntar los siguientes puntos.

Tu pasión

Cuando se juntan lo que amas con las cosas que eres buena haciendo, nace tu pasión.

Puedes apuntar dos o tres cosas para lo que eres buena y dos o tres cosas de las que amas. Una vez hecho, podrás mirar cuáles se comparten, ya que no todo lo que uno ama es necesariamente bueno haciéndolo.

Por ejemplo yo puedo amar cantar, pero mejor que lo haga en la ducha, ya que no soy buena haciéndolo, jaja.

Tu propósito de vida o tu misión

Por otro lado, si juntas lo que necesita el mundo, con las cosas que amas. Ese será tu propósito de vida.

Tu vocación

Para encontrar tu vocación según el ikigai, debemos juntar las cosas por las que te pagan o te podrían pagar con lo que el mundo necesita.

Tu profesión

Por último si juntas para lo que eres bueno con las cosas que te pagan, esa por lo general es tu profesión.

Comprende tu ikigai

Si eres una persona que ya has encontrado tu propósito, que trabajas con motivación y estás feliz con lo que tienes, probablemente ya hayas encontrado tú ikigai.

Pero si no es el caso todavía, te contaré por qué es importante entender el concepto de ikigai y descubrir el camino que debes seguir para encontrar tu propio ikigai.

Esto te ayudará sacar lo mejor de ti mismo, a entender por qué quieres lo que quieres, ya que todos tenemos sueños, solemos contener bienes materiales, mejorar nuestra salud, vivir una experiencia que nos parezca interesante y a pesar de ellos a menudo nos olvidamos de preguntarnos, ¿por qué tenemos estos sueños?.

A veces son sueños como una posesión material específica, estar sano, perder peso, ganar músculos, viajar por el mundo, saltar desde lo más alto, conocer a tu ídolo en persona u otra cosa.

Comprender los motivos que te hacen levantarte de la cama todas las mañanas es muy importante porque te da una motivación interna y duradera.

Este tipo de motivación es capaz de mantenerte en el camino para conseguir tus objetivos, es una motivación diferente, mucho más efectiva que la motivación pasajera que proviene de un vídeo, un eslogan o un ejemplo inspirador.

Quien encuentra esta razón para hacer las cosas, encuentra el equilibrio de su razón de vivir.

¿Cómo encontrar tu ikigai?

Existen varias técnicas para encontrarlo, estas varían según la definición del propósito, sin embargo, todas las técnicas coinciden en un aspecto fundamental.

Para encontrar tu ikigai y propósito de vida, necesitas mirar tu interior y necesitas una conversación honesta contigo misma, y así podrás darte una buena dosis de auto conocimiento.

De lo contrario, lo que crees que es tu propósito puede ser físicamente lo que otras personas creen que es bueno para ti, esto incluye miembros de tu familia, compañeros de trabajo, famosos que puedas seguir por redes sociales o incluso la publicidad que ves por ahí.

Para encontrar tu verdadera razón de vivir, te mostraré un camino que tendrá un impacto realmente profundo dentro de ti.

Pensar en lo pequeño

El primer paso para encontrar tu ikigai, es deshacerte de los delirios de grandeza, que son los que suelen afectar a mucha gente hoy en día.

Generalmente queremos tener mucho dinero, tener un cuerpo en forma, una carrera de éxito, una familia feliz, una casa grande, el coche del año, etcétera. Pero queremos tener cosa, que aveces terminamos teniendo casi nada.

En vez de eso, intenta empezar con cosas pequeñas, elige una sola área de tu vida que necesite mayor atención primero y piensa como puedes mejorarla. Deja de lado los delirios de grandeza y empieza a vivir y a construir tu ikigai poco a poco pero de forma constante.

Liberate

Libérate de las viejas ideas que puede no estar alineadas con lo que realmente quieres para tu vida. Por ejemplo ¿quién dice que necesitas tener un cuerpo esbelto? o que tengas el coche del año para poder sentirte más feliz.

¿Esa es una verdadera necesidad? o ¿es algo que ha venido de fuera?, pudo haber venido de tu círculo de influencia, de la publicidad y que ya te lo han interiorizado tanto que realmente crees que es una idea tuya.

Para encontrar tu ikigai, intenta liberarte de esas ideas preconcebidas y reflexiona cuidadosamente analizándote a ti misma para encontrar realmente lo que quieres en la vida.

encuentra la felicidad con el ikigai

Encuentra armonía y sustentabilidad

No sirve de nada encontrar tu ikigai si no trae armonía a tu vida, y si no es sostenible a largo plazo. Utiliza esas herramientas, hazte preguntas como por ejemplo so ¿es sostenible esta actividad a largo plazo?, ¿se puede vivir de ello?, ¿te mantendrá una buena salud?.

Piensa en el ikigai y en sus cuatro círculos, lo que amas, lo que el mundo necesita, lo que se te da bien y lo que te hace ganar suficiente dinero para vivir.

Si consigues encontrar una actividad que reúna estas cuatro actividades, habrás encontrado tu razón de vivir.

Siente alegría de las pequeñas cosas

Un error muy común de las personas es diseñar planes de vida creando proyectos gigantescos y condicionar su felicidad propia a cumplirlos. Por ejemplo grandes objetivos de acabar un posgrado, esta puede ser una tarea dura que te va a llevar años de estudio y dedicación.

Pero si solo te permite estar feliz cuando consigues el diploma, te habrás enfrentado a muchos años de sufrimiento por un instante de alegría, ya que después de conseguir el posgrado de tus sueños seguramente buscarás nuevas metas.

Una vez esto tu alegría pasará a establecer a las nuevas metas. Por lo que volverás a acondicionar tu felicidad que se transformará en un círculo interminable.

Existe otra forma de vivir la vida más inteligente. Aprende a alegrarte por las pequeñas cosas, alégrate cada vez que vas a sentarte para estudiar, alégrate por cada error que cometas al desarrollar un trabajo, alégrate incluso cuando te veas autocondicionando tu propia felicidad a alcanzar una meta.

Nuestra vida tiene muchos más momentos comunes que grandes momentos. Si solo te permites alegrarte cuando consigas grandes logros, te estarás condenando a una vida llena de insatisfacción con los pocos momentos fugaces de felicidad.

Vive y disfruta del presente

Esto es aquí y ahora, aprende a vivir el momento presente. Disfruta de todo el viaje y no solo del objetivo final. En este momento tal como estás aquí viviendo, estás disfrutando del viaje o estás ahí pensando que no eres una de esas personas afortunadas que pueden encontrar una gran razón de vivir.

Existen muchas filosofías orientales que nos advierten del riesgo de abandonar el ahora y dejar de vivir el momento presente para centrarnos en el deseo de conseguir algo.

Cuando nos centramos en lo que quieres o lo que no queremos, estamos dejando de vivir en el presente y es así como le abrimos las puertas al sufrimiento. La razón por la que sufrimos es el deseo y por el hábito de siempre querer anticipar el futuro.

También por el hecho de querer más y más o recordar siempre el pasado sin disfrutar el momento presente. El principal problema es que estamos insatisfechos con el presente por la culpa del deseo.

Formula para la felicidad ikigai

Si estuviéramos en el presente, viviendo el momento por completo, no habría querer o no querer, ya que estaríamos en plenitud.

Encontrar nuestro ikigai es conocerte a ti misma.

Imagina por un momento que tienes una gran motivación para levantarte de la cama todos los días. Y que has encontrado un verdadero propósito en una actividad que disfrutáis, que se te da bien, que el mundo lo necesita y además te da suficientes ingresos para poder vivir.

Entonces pregúntate ¿cómo afectaría esto a tu calidad de vida?, ¿cómo cambiaría la forma en la que vives estos días?, ¿cómo afectará a las personas que te rodean?

Esta es la filosofía de vida del práctico método ikigai, por eso puedes mirar dentro de ti hoy y seguir este camino para encontrar tu razón de vivir.

Comienza ahora, desecha las viejas ideas, busca algo que te brinde armonía y sustentabilidad. También recuerda alegrarte de las pequeñas cosas y sobre todo estar en el aquí y ahora.

Encontrar ese propósito es un paso esencial para crear tu plan de vida, que realmente esté alineado con lo que más valoras en la vida.

Para empezar este mágico camino, me gustaría recomendarte el artículo de la ley de la atracción, dónde podrá a ayudarte a tener un punto de partida para lograr tus objetivos.

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Monica Wela
Average rating:  
 2 reviews
by Mirta Pereira on Monica Wela

Me sorprende la capacidad de aprendizaje que tienes, cómo expresas y explicas tu forma de ver el Ikigai. En mi adolescencia cuando estudiaba japonés particular, mi profesor me había explicado en su momento el significado del Ikigai y la verdad ya se me había pasado bástate, hoy llego a tu blog y me encuentro tan bien expresado punto por punto, eres una genia!

by Joaquín Correa on Monica Wela

Excelente blog, aunque esté apuntado para mujeres, se saca mucha información relevante!






Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp