Alguna vez te has preguntado si ¿Puedes cambiar tu cerebro?, es probable que en mayor o menor medida todas nos hayamos hecho esta pregunta. Es por eso que te quiero hablar de la neuroplasticidad.

A día de hoy, muchos expertos ya saben que nuestro cerebro es un órgano que permanece dinámico a lo largo de toda nuestra vida. Es por eso que en su interior se están produciendo cambios constantes.

La neuroplasticidad y los cambios a nivel químicos en nuestro cerebro

Uno de los cambios que se pueden producir en nuestro cerebro es a nivel químico, es decir a nivel de neurotransmisores.

Neurotrasmisores

Los neurotransmisores son un agente químico que viajan desde una neurona hasta la siguiente para poder trasmitir un impulso nervioso.

Pues en función de qué tipo de neurotransmisor esté actuando en cada momento, nosotros tendremos una serie de sensaciones agradables o desagradables.

Por ejemplo existen neurotrasmisores como la Oxitocina, la Dopamina o el Gaba, que nos produces sensaciones positivas.

La Dopina

La dopamina por ejemplo está relacionada con los circuitos de recompensa cerebral, es todo aquello que nos motiva o que nos agrada. Es por eso que esto genera o libera dopamina en mi cerebro y hace que nos sintamos muy bien.

La oxitocina

En la neuroplasticidad la oxitocina es un neurotransmisor que está más relacionado con el mantenimiento de las relaciones sociales. Por ejemplo el hecho de pasar tiempo con amigas, con nuestros seres queridos o simplemente observar sus fotografías, nos ayudan a liberar oxitocina y sentirnos mejor.

El gaba

El gaba es un inhibidor de la actividad neuronal. Por eso la liberación de este neurotransmisor, nos ayuda a estar más tranquilas o más relajada.

Neuroplasticidad

Cortisol y adrenalina

Por el contrario, existen otra serie de nuetrotransmisores como el cortisol o la adrenalina, que si se liberan en exceso, nos pueden hacer sentir muy nerviosas, muy excitadas y tendremos una serie de sensaciones que serán menos agradables.

Este primer tipo de cambio que se puede producir en el cerebro es cierto que puede que no sea muy duradero.

Pero también las neuronas se pueden acostumbras a la presencia de alguno de estos neurotransmisores. Es por eso que se pueden hacer sensibles a esta presencia y pueden empezar a generar más receptores para este tipo de nuerotransmisores.

La neuroplasticidad y los cambios de sinapsis o conexiones neuronales en el cerebro

El segundo tipo de cambio en el cerebro que podemos encontrar, es un cambio a nivel de sinapsis o conexiones neuronales.

Nuestras neuronas tienen unas estructuras en forma de ramificaciones llamadas dendritas y con estas dendritas se van uniendo a otras neuronas.

Una neurona puede estar unida a cientos o miles de neuronas, esto ocurre de forma más o menos masiva por lo que se genera un nuevo circuito neuronal que antes no existía en nuestro cerebro.

Lo bueno de este tipo de cambio es que es un cambio más duradero para la plasticidad del cerebro, que ocurre cuando por ejemplo, adquiero una nueva habilidad.

Es por eso que si simplemente realizo una actividad que sea nueva para mí, si afianzo esta estabilidad o este aprendizaje y voy repitiendo esta actividad que previamente era novedosa para mí, también se afianzará este circuito neuronal.

Este cambio será mucho más estable y mucho más duradero para mi plasticidad neuronal.

La neuroplasticidad y el cambio de Neurogénesis

El tercer tipo de cambio que se puede dar en nuestro cerebro es a nivel de neurogénesis. La neurogénesis hace referencia a la generación de nuevas neuronas.

A día de hoy los científicos ya saben que hay dos zonas en el cerebro en las cuales se están generando constantemente nuevas neuronas.

Hasta no hace mucho tiempo nos decían que nacíamos con un número de neuronas y llegadas a cierta edad, empezamos a perder neuronas y nunca las recuperábamos.

Es cierto que por regla general, el tejido nervioso no se regenera, pero hay dos zonas concretas en el cerebro que son el bulbo olfatorio y el hipocampo, donde constantemente se están generando nuevas neuronas.

El bulbo olfatorio

El bulbo olfatorio está relacionado con la percepción de los olores, los expertos creen que aquí se están generando nuevas neuronas constantemente, ya que el sentido del olfato siempre ha sido predominante para los mamíferos y en la neuroplasticidad.

El hipocampo

En la neuroplasticidad, la otra zona en la cual se van generando constantemente nuevas neuronas es el hipocampo. El hipocampo está relacionado con la percepción del espacio y la afianzar la memoria.

Los expertos creen que trabajar la memoria, puede ayudar a generar nuevas neuronas en esta zona del cerebro.

Mi conclusión

Como conclusión para la neuroplasticidad es que me gustaría invitarlas a que penséis cosas y hagáis cosas que os ayuden a estar mejor, que vayáis adquiriendo nuevos aprendizajes y que trabajéis vuestra memoria, ya que esto os permitirá realizar cambios y mejoras en nuestra neuroplasticidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.