Si tienes una dirección de correo electrónico, estoy segura que has recibido muchas campañas de email marketing, pero ¿sabes qué es el email marketing?, en mi siguiente artículo te contaré ¿Qué es el email marketing? y cómo te puedes ahorrar miles de horas de trabajo.

¿Qué es el email marketing?

El email marketing es una de las técnicas de promoción más eficaces y rentables que existen en la actualidad, ya que es directa, barata y permite personalizar las campañas a las características del cliente.

Son muchas las empresas que trabajan con email marketing, pero no todos conocen sus posibilidades y no saben utilizarlo al máximo.

En esencia, el email marketing es el uso del correo electrónico para la promoción de productos y servicios.

Esto seguramente ya lo conozcas, ya que si entras a tu bandeja de entrada del correo, seguramente tendrás un gran número de email con productos y promociones.

Confusiones habituales con el email marketing:

Email marketing

El email marketing es ante todo, una estrategia que se desarrolla a lo largo del tiempo y que incluye mensajes de diferentes objetivos.

Por ejemplo pueden ser de venta directa, crear relaciones con el cliente o simplemente informativos.

La variedad de mensajes crea una confianza en el cliente y un reconocimiento de marca. Por eso es importante decir que si solo lo utilizas para vender, probablemente puedas quebrar la relación con el cliente.

A continuación quiero contarte de cómo puedes optimizar tu estrategia de email marketing, para conseguir mejores conversiones y vender más.

Consejos para el email marketing

Si aún no utilizas una estrategia de email marketing o ya la tienes implementada y aún no consigues los resultados deseados, sigue los siguientes consejos para acercarte más a tus objetivos.

El asunto

El primero es uno de los clásicos que deberías trabajar mucho, el asunto del email. Ya que aunque tu oferta o artículo sean maravillosos, no lo van a leer, no se van a enterar qué es lo que tienes si no abren ese primer email.

Entonces dos maneras que puedes trabajar para redactar los email serían, haciendo un asunto totalmente específico, por ejemplo «cinco estrategias para optimizar tu negocio en redes sociales».

Y por otro lado también puedes optar por utilizar el elemento de la «curiosidad» o «misterio», qué funciona muy bien, por ejemplo «la estrategia o el canal que me ha permitido aumentar las ventas un 200%», esto sin duda despierta curiosidad, y la gente quiere saber qué narices está pasando.

Engánchalos enseguida

El siguiente consejo para el email marketing, es engacharlos enseguida. Lo que quiero decir con esto, es que en el primer párrafo tienen que ocurrir esto.

Con lo cual a nivel visual te recomiendo que no tengas un párrafo muy extenso, sino de una línea y media o dos y media como máximo.

Este párrafo tiene que ser muy punzante, ya que lo tienes que hacer es ir ganando la atención de la audiencia párrafo a párrafo.

Y seguramente te preguntarás, ¿y cómo se hace esto además de nivel visual y ser punzante desde el principio?

Hablándoles directamente a sus problemas, esto es la sintaxis del marketing. Por eso tienes que saber para quien es el mensaje, que problemas tiene y qué soluciones le vas a conseguir.

Entonces no te enrolles con cosas sobre ti, de tus grandes promesas y fantásticas cosas,. Por eso deberías hablarle de una forma muy típica para que se sientan aludidos, esto lo puedes hacer haciendo una breve pregunta.

Si observas, muchos artículos, blogs o discursos en publico empiezan con una pregunta, ya que así despiertas a la audiencia y conectan contigo. Por eso esto se debe a que ante una pregunta, tendemos a responder aunque sea interiormente.

Evita muchas llamadas a la acción

Uno de los errores que veo que comete algunas personas, es que ponen distintas llamadas a la acción en un mismo email, con lo cual hay links por todos lados, qué nos dirigen a muchas webs y que terminan confundiendo o generando rechazo por parte del cliente.

Un solo propósito por email

Lo que puedes hacer es tener un propósito por email, por ejemplo si quieres que hagan click en seguir tu página en Facebook, pues que el email tenga ese objetivo con la llamada a la acción determinada.

Puedes poner varias llamadas a la acción, pero que enlacen a la única cosa que quieres que hagan.

Puedes poner cómo mínimo una, dos o tres veces más llamadas a la acción, pero siempre que sea el mismo link y lo repartimos a lo largo del email.

Otro sitio donde puedes poner esto es en las posdatas. Estás funcionan muy bien, ya que puedes haberte enrollado en el email, pero la posdata es como la conclusión del email o donde puedes decir ¡oye, recuerda que aun hay plazas limitadas, etcétera»

Integra tu email marketing en la estrategia global

Aveces encuentro personas que me dicen «nuestras campañas de remarketing no están convirtiendo» o «mi campaña Facebook no funciona», esto sucede porque están poniendo todo su esfuerzo en los anuncios de Facebook o todo el esfuerzo en el remarketing.

Pero en el caso de mis campañas, estos anuncios y este remarketing convierte muchísimo, ya que vienen acompañadas de una estrategia y comunicación en conjunto y no por separado.

Yo nunca utilizo las cosas por separado, ya que cuando lo hago en conjunto, es como que se sumen entre ellas y consiga grandes resultados.

Añade el factor escasez

Otro factor que quiero contarte, es que en tus emails donde quieres conseguir vender, debe estar el factor escasez. Por eso debe hacer algo que me anime a mí a comprar ahora y no más adelante.

El factor escasez se da diciendo «hay plazas limitadas», «me quedan sólo tres unidades», etcétera. Si no pones un factor de escasez, no voy a reaccionar ante tu email, ante tu llamada a la acción.

Luego si es una oferta, tiene que haber al menos dos emails si quieres que esto funcione dentro de tu estrategia de email marketing.

Una sería anunciando la oferta y el otro tiene que ser como mínimo «de último día para comprar».

Trabaja la relación con tus clientes desde el email marketing

No pretendas venderle a alguien si no te has currado o trabajado esa relación con tu interlocutor. Tus subscriptores es una responsabilidad, es una relación con una persona, entonces no tiene sentido que no le hayas escrito durante meses y que cuando te dignas a escribirle, sea para anunciar alguna cosa.

Esto es como tratar tu lista como si fuera una base de datos solo para anuncios.

Existe una directa correlación entre el resultados de tus campañas por email, lo frecuente que les escribes y trabajas esa relación con los suscriptores. Por eso si en el momento en que esto disminuye, la relación con ellos también disminuirá.

Pon todo el texto dentro del email

Otro de mis consejos, es que en caso de que sea un vídeo ya sabemos que no se puede ver dentro de un email, por lo que tendrás que dejar un link con una llamada a la acción para que lo puedan ver.

Pero si fuese un artículo sin vídeo o quieres poner a anunciar algo en particular, es una buena idea poner todo el contenido del artículo en el email.

De esta manera puedes dejar de alejar a las personas un click más, ¿se entiende?

Si yo quiero poner un artículo entero, lo pongo ya que no hay vídeo, y luego sí que pongo una llamada a la acción de si «quieres dejar un comentario», «click aquí», «ve al blog», etcétera.

De esta forma consigo asegurarme de que más de mis clientas, leen el contenido. Por eso esta estrategia de poner todo lo que tienes en un email y no poner «un click aquí» para enterarte de qué va el tema, es más efectiva a la hora de que más personas lean tu contenido.

Escribe cada semana o quince días

Otro consejo es que escribas cada semana o quince días y esto no es escribir demasiado.

En tu estrategia de email marketing, debes escribir aproximadamente un 80% valor de contenidos que generas y das gratis, y un 20% en promociones y llamadas a la acción para que contraten tus servicios.

Si escribes un email a la semana serían cincuenta y dos emails al cabo de un año, y esto significa que puedes enviar once emails promocionarles, con lo cual sus probabilidades de venta aumentan por once.

Mientras que si escribes cada quince días, estamos hablando de veintiséis emails al año, por lo cual solo son 6 y medio pueden ser promocionales.

Email marketing

Segmenta

Esto lo he dicho miles de veces a mis clientas, has una buena segmentación. Es decir, si tienes una lista muy diversa, segmenta por intereses.

A lo mejor tienes una tienda online de ropa y tienes tanto hombres como mujeres de distintas edades, pues tienes que segmentar.

No tiene sentido que mandes una oferta sobre descuentos de ropa de mujer de yoga, a que en teoría les gusta evidentemente a mujeres, a hombres de 52 años o un chico de 16 años.

Como que les va a dar igual, entonces esto no tienes que hacerlo. Es por eso que hay que segmentar, tienes que tener esa información sea porque tú mismo sistema interno que permite detectar estas métricas o porque has creado un recurso y la gente se lo está descargando, con lo cuál ahí ya tienes un segmento.

Sanear tu lista

Por último te recomiendo sanear tu lista, esto es algo que muy pocas personas hacen.

Cada semana, me gusta ir borrando todas las personas que hace cinco meses que no abren los emails. Es preferible no tener dentro de nuestra base de datos, personas que no les interesa nuestro producto o servicio.

Por lo tanto eliminarlo, es una manera de también entender de que no es agradable para esa persona, recibir emails de una empresa con la cual no le interesa saber nada.

Además, esto hace que tu lista esté siempre saneada, que las conversaciones tengan sentido, que las métricas tengan sentido.

De nada vale estar pagando, para tener gente dentro que ni siquiera responderá. Por eso tal vez antes de eliminarla, podrías enviar un último email con la notificación y con una llamada a la acción en caso de querer retomar contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.