Arquetipo de la doncella o la virgen

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
mallory-johndrow-KAsjiTRuihk-unsplash

En post anteriores hemos hablado de los diferentes arquetipos menstrual que tenemos las mujeres. En esta oportunidad quiero hablarles del arquetipo de la doncella o la virgen.

El arquetipo de la doncella o la virgen

El arquetipo de la doncella a nivel biológico se corresponde a la semana de la pre ovulación, que es el momento posterior al sangrado. Esto sucede cuando nuestros óvulos están madurando.

También se identifica con la estación de la primavera y la fase de la luna creciente.

En el arquetipo de la doncella nuestra energía experimenta un cambio, ya que venimos de la introspección del sangrado, pero ahora nos apetece salir y expandirnos. Es el momento de socializar con el exterior y buscar nuevas posibilidades.

A lo largo de nuestro ciclo menstrual recorremos todos los meses los cuatro arquetipos. Por eso podemos decir que sea cual sea nuestra edad, la doncella conecta con la luna creciente cuando esta va llenado cada vez más ese arco y podemos sentir su energía de renovación.

Pero también a lo largo de nuestra vida durante períodos vitales largos estamos ocupando un arquetipo determinado. En el caso del arquetipo de la doncella se correspondería con la etapa de la adolescencia.

Características de este arquetipo

Las características del arquetipo de la doncella se puede identificar por esa fuerza motriz, ese impulso de creador que hace que brote la primavera.

Arquetipo de la doncella en energía de primavera

La doncella nos genera esa ilusión de empezar algo nuevo, nos ayuda a emprender proyectos, a concretar ideas, a expandir nuestra mente y a ser creativas. Por eso es un momento optimo para la comunicación.

Entonces el arquetipo de la doncella nos puede conectar con esa parte valiente, espontánea, curiosa y nuestra esencia más libre. Es cuando sentimos más dinamismo, la capacidad de hacer muchas cosas a la vez, más confianza en nosotras mismas.

En esta fase menstrual, la doncella nos puede ayudar en aquellos momentos que queremos superar algún miedo, empezar algo nuevo y lanzarnos a lo desconocido.

Si tenemos en cuenta todas estas cualidades, si observamos en que semana del ciclo estamos, cómo está la luna y observamos que nos pasa a nosotras en función a estos cambios. Podremos poner nuestra ciclicidad al servicio de nuestra vida, caminar juntas y estar en sintonía con la ciclicidad de la vida.

[WPCR_INSERT]

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp